Consulta Online

¿Qué significan los resultados?

Los niveles elevados de fosfatasa alcalina pueden ser un signo de daño hepático o algún tipo de enfermedad ósea. El daño al hígado crea un tipo de FA que es diferente de la de una enfermedad en los huesos. Si los resultados indican niveles elevados de fosfatasa alcalina, su médico o profesional de la salud puede solicitar otras pruebas para averiguar la fuente del aumento de la FA. Los niveles elevados de fosfatasa alcalina en el hígado pueden ser un signo de:

Cirrosis
Hepatitis
Una obstrucción en los conductos biliares
Mononucleosis, que a veces puede causar hinchazón en el hígado
Hay varios análisis de sangre para examinar cómo funciona el hígado, por ejemplo, las pruebas de bilirrubina y aspartato transaminasa (AST) y alanina transaminasa (ALT). Si estos resultados son normales y sus niveles de fosfatasa alcalina son elevados, el problema puede no estar en el hígado y la causa podría ser un problema como la enfermedad de Paget, que hace que los huesos se vuelvan anormalmente grandes, débiles y propensos a las fracturas

Los niveles moderadamente elevados de fosfatasa alcalina pueden indicar problemas como el linfoma de Hodgkin, insuficiencia cardíaca o una infección bacteriana.

Los bajos niveles de fosfatasa alcalina pueden ser un signo de hipofosfatasia, una rara enfermedad genética que afecta los huesos y los dientes. Los niveles bajos también pueden deberse a la deficiencia de zinc o desnutrición. Para comprender el significado de sus resultados, consulte con su médico o profesional de la salud.

¿Hay algo más que deba saber sobre la prueba de fosfatasa alcalina?

Los niveles de FA varían para diferentes grupos de personas. Durante el embarazo, pueden ser más altos de lo normal. Los niños y adolescentes pueden tener niveles más altos de fibrilación auricular debido a que sus huesos están creciendo. Algunos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas, pueden disminuir los niveles de FA, mientras que otros medicamentos pueden elevarlos.